Crows Zero – Me saco el graduado y te reviento a hostias.

Actores
Imagen y montaje
Historia

Hoy como cada finde nos toca recomendación, pero hoy nos vamos al otro lado del mundo, que tanto Hollywood al final acaba cansando, para ser precisos a Japón, creerme que merece la pena: Crows Zero.

Genji (Shun Oguri), un joven adolescente hijo de un jefe de la mafia de Japón, decide demostrar a su padre que es capaz de ponerse al cargo del negocio familiar. Para hacerlo, intentará conseguir lo que nunca nadie consiguió, ni siquiera su propio padre: convertirse en el dueño y señor del Instituto Masculino de Suzuran, el peor y más peligroso centro estudiantil del país.

Aquí tenemos a Genji con su chica.

Una vez llega al Instituto, Genji descubre las complicadas motivaciones de los diferentes líderes que se mueven dentro: numerosos grupos enfrentados los unos con los otros pelean entre sí para conseguir dominar al resto, y proclamarse los reyes de Suzuran. Si Genji quiere hacerse con el control primero tendrá que conseguir un gran grupo de aliados para poder hacer frente al gran enemigo, la única persona que está a su altura y es capaz de arrebatarle el puesto: Tamao Serizawa (Takayuki Yamada).

Si os gusta el rollo: hostias como panes en el instituto, esta es vuestra película. Suzuran precisa de un líder con urgencia y es misión de Genji conseguirlo. No falta la acción al más puro estilo manga y realmente estos asiáticos son buenos en artes marciales, la calidad de los combates hacen de esta cinta algo muy atractivo y que ha traspasado las fronteras de la isla nipona, llegando incluso a ganar numerosos premios europeos.

Tamao Serizawa y su séquito listos para romper bocas.

Crows Zero nos enseña el valor de la amistad y la union de los compañeros para superar cualquier conflicto que se les presente, siempre que se mantengan juntos. Teniendo como enfrentamiento final los dos bandos liderados por los anteriores personajes nombrados. Y por supuesto nos enseña también que para ser adolescentes se saben más golpes que cualquier maestro cinturón negro en artes marciales. Personalmente, lo que más me gustó de la película es que al final de curso, después de toda la trama entre grupos, peleas, palos, secuestros, Yakuzas, más palos y peleas, todos acaban con su graduado de fin de curso y su diploma, tócate los cojones. Quitando este último comentario de coña, Crows Zero merece mucho la pena como película, así que desde Gravity Player os decimos: ¡Genji, vuela alto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies