Lastest News

Deadly Arts – Un hermano bastardo de Tekken

Muy buenas, lectores de Gravity Player. Hoy viajamos en nuestra maquina del tiempo al año 98, durante la batalla de dos titanes de la época: Nintendo vs Sony. Nos centraremos en el género de lucha, como bien sabéis, las recreativas estaban a rebosar y las monedas de 25 pesetas eran nuestra oportunidad de machacar los botones; sobre todo con el gigante Tekken. Pero no voy a hablar sobre ese titulo hoy, hablaremos de G.A.S.P Deadly Arts, un juego de Konami esclusivo en N64, llamado Deadly Arts en las versiones americana y canadiense.

De género lucha, G.A.S.P Deadly Arts aparecía en el mercado sin hacer ruido. Con un breve argumento, que trata de como varios luchadores son citados a un torneo de lucha en nombre de un campeón que ha desaparecido, comenzaba así sin más. Podíamos elegir entre ocho personajes con la posibilidad de desbloquear algunos más, siempre que lucháramos contra él. La ambientación nipona dejaba verse en todos y cada uno de los aspectos, hasta en los personajes supuestamente europeos o americanos. Es cierto que nada tenía que hacer contra Tekken o Virtua Figthers, ya que estos dos títulos tenían una sombra muy alargada. Pero Deadly Arts tenía algunos aspectos que le diferenciaba de sus hermanos mayores y abusones.

Contábamos con un completo (para la época) creador de personajes, me atrevo a decir que novedoso en un juego de lucha con personajes tan carismáticos. Pudiendo adquirir distintos tipos de artes marciales y movimientos de los maestros, que eran los propios personajes del juego. Personalmente, la banda sonora resaltaba mucho en comparación con las demás del género, dando ambientación a cada combate y buen ritmo.  Los personajes, bueno no eran los más originales del momento si comparamos a Kai (Deadly Arts) con Jin Kazama (Tekken), pero realmente ¿cuales son originales de verdad?

G.A.S.P Deadly Arts es un juego de lucha, no es ni va a ser el mejor, pero el hecho de que consiguiera hacerse un hueco (detrás) de los grandes de su época ya es algo. Quizás yo fui uno de los que jugó tarde tras tarde en su nueva consola N64, sin poder guardar partida por no tener el Controller pak de la consola, pero igualmente mereció la pena, ya que el objetivo primordial de un juego es: entretenimiento y diversión.

Chaos Legion

Corría el año 2003, tiempos de demonios y batallas celestiales; cuando Capcom, herido en el alma por su último título de cuyo nombre no pretendo acordarme, dio nacimiento a Chaos Legion.

Un titulo Action con toques RPG, de ambientación medieval-gótica y personajes de diseño, ya que fueron sacados del manga de una conocida revista japonesa. 

Nos metemos en la piel de Sieg Wahrheit , “Caballero de las Estatuas Oscuras” (Ver. Castellano), con la misión de buscar a Victor Delacroix, examigo y antagonista absoluto de la trama que acompaña al juego.

Embarcados en una lucha a muerte sin apenas descanso, el juego se desarrollaba en escenarios cerrados y con la guía de matar a todos los enemigos para poder pasar al siguiente nivel. Sin duda un frenético machacador de botones de la época que al parecer no dejó muy buen sabor de boca a los jugadores, ya que se les hacía repetitivo y aburrido. El apartado gráfico no era lo mejor, la niebla que se creó al fondo del paisaje fue la encargada de ocultar el abusivo popin; pero la ambientación y atmósfera te adentraba de lleno en la trama, acompañado de una banda sonora al más puro estilo épico.

La masiva acumulación en pantalla de enemigos y la progresiva subida de dificultad era un reto para los jugadores más experimentados, ya que con la ayuda de las diferentes legiones que encontrabas en los niveles igualabas las fuerzas, o al menos se intentaba. Añadiendo el extra de los clásicos y que también a día de hoy está volviendo a aplicarse: si mueres, comienzas el nivel de nuevo.

Contando con buenas cinemáticas y buenos diálogos, la historia de este juego merecía ser descubierta, ya que al principio, tu mejor aliado era Tánatos, la legión más poderosa con la que contaba Sieg. Pero todo se torcía cuando Victor se la arrebata y la fragmenta en las distintas legiones llamadas como los siete pecados capitales.

Su toque RPG era novedoso, para un juego en el que realmente la matanza de enemigos múltiples era el verdadero objetivo. La modificación de las legiones y subidas de nivel del personaje lo hacían más ameno, ya que llegando a los últimos niveles del juego, no valía con machacar botones y hacer sudar a las legiones, la selección de actitud del protagonista y la legión se convertían en una pieza clave para seguir avanzando en el juego.

Sin duda Chaos Legion fue un título que paso muy desapercibido y fue demasiado criticado en la época. Pero a día de hoy se ha convertido en un cásico digno de jugar, puesto que conserva la esencia de los verdaderos juegos, y es que hay que ser un jugón experimentado y con ganas de sufrir para poder llegar al final de esta maravillosa historia.

Personajes con buen diseño, una buena historia, banda sonora sublime y una dificultad de juego a la altura, hace de Chaos Legion un juego que merece al menos, tener un lugar en la estantería. Porque no todo es potencia gráfica y fluidez en la jugabilidad, a veces, un buen guion y unos buenos personajes con objetivos claros y directos hacen la mezcla perfecta para sumergirse en un mundo profundo, aunque simple, para olvidar por completo lo que nos rodea y disfrutar de una buena experiencia.

Bienvenidos a Gravity Player

Dada la cantidad de información disponible hoy en día y que todo está inventado, no pretendo venderos nada nuevo. Esta web será vuestra acompañante (por supuesto si vosotros queréis) para daros otro punto de vista a estos temas que tanto nos gustan. Un enfoque diferente para gente diferente.

Espero que disfruten de su contenido como nosotros disfrutaremos compartiéndolo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies